Sabuesos

La principal característica de todos los perros de este grupo es que persiguen sin descanso a su presa. Si es necesario evitan que ésta se escape indicando al cazador su localización por medio de su fuerte voz. Acorralar la presa de esa manera era indespensable antes de la invención de las armas de fuego.

La mayoría de los sabuesos cazan usando más el olfato que la vista. Rastrean la presa con la trufa pegada al suelo y después la señalan avisando al cazador con un ladrido constante. En este grupo se incluyen los foxhounds, beagles y bassets. La caza a caballo con jaurías para localizar la presa fue un pasatiempo muy popular en la Francia Medieval, donde los reyes nobles se desplazaban a extensos bosques a cazar zorros, venados y jabalíes. Este entretenimimiento se introdujo en Gran Bretaña tras la conquista de Normanda.

Mantener las jaurías de sabuesos se convirtió en una actividad laboriosa. La cría de estos perros se hizo muy selectiva para asegurar la continuidad de la raza y su calidad como perros de caza. El color y el tipo de pelo se convirtieron en dos factores importantes para que las jaurías fueran homogéneas en apariencia. Se escogieron los sabuesos más grandes, fuertes y resistentes para acompañar a lo monteros a caballo en busca de zorros, ciervos y jabalíes y perros más pequeños, tipo basset, para ayudar a los monteros a pie en la caza menor de conejos, liebres y tejones. A estos perros de madriguera, que llegan a lugares inaccesibles para otros perros, se les atribuye una serie de cualidades para poder cazar bajo tierra, como son unas mandíbulas potentes que puedan atrapar a la presa.Zorro

El antepasado de los perros de jauría es el Sabueso de San Huberto que fue criado durante siglos en el Monasterio de Andain, en las Ardenas belgas y hasta 1789 los monjes ofrecían cada año los seis mejores ejemplares al rey de Francia en su aniversario. La raza declinó a partir de la revolución desapareciendo los ejemplares puros en Bélgica y Francia, sin embargo, parece que Guillermo el conquistador llevó a Inglaterra estos perros que se conocieron posteriormente con el nombre de Bloodhound (en inglés, blood = sangre y hound = sabueso). Este término no hace alusión, como se puede llegar a creer, a un sabueso que sigue rastro de sangre (aunque su poder olfativo sea excepcional) sino a un “perro de pura sangre”.

Existen también los sabuesos de rastreo visual, como el Galgo, distinguiendo la presa desde lejos y utilizando su resistencia y enorme velocidad para perseguirla y darla caza. En algunos países de Oriente Medio los monteros a caballo llevan este tipo de sabuesos soltándolos una vez que la presa ha sido vista. A este grupo también pertenecen el Saluki, el Whippet y el Galgo Afgano, todos ellos caracterizados por sus extremidades flexibles y esbeltos y una extraordinaria velocidad.

En Rusia, durante la época de los zares, los nobles y la realeza poseían grandes jaurías de perros veloces para cazar lobos.

En un primer momento eran el Galgo y otros lebreles de constitución ligera los que se dedicaban a esa tarea pero más tarde fueron sustituidos por otros fuertes como el Borzoi.

También existen los sabuesos que aúnan los dos tipos de rastreo, el visual y el olfativo. Entre ellos encontramos al Perro de los Faraones y al Podenco Ibicenco, ambos de apariencia noble y orejas erectas. Además son unas de las razas más antiguas que existen ya que hace millones de años ya aparecieron representaciones de perros similares en las tumbas de los faraones, quedando así demostrado el aprecio que en aquellas civilizaciones sentían por esta clase de perros.Perro de los Faraones.

Otro grupo de óptimos cazadores son los sabuesos tipo spitz como el Elkhund y el Spitz Finlandés. Son perros compactos de cuerpo relativamente corto, orejas rectas y rabo tupido y enroscado. Su pelaje, grueso y abundante, soporta sin problemas las peores condiciones climáticas.

Comenzaron a ser utilizados en la caza de lobos, alces y osos en terrenos fríos y arbolados, persiguinedo a la presa, después acorralándola y por último señalándola con potentes y característicos sonidos. Hoy en día se utilizan para cazar aves.

Algunos sabuesos reúnen las habilidades de perros cazadores y rastreadores con la de excelentes perros guardianes. Generalmente todos estos perros son amistosos, cariñosos, sociables y leales (a excepción del Foxhound que disfruta mucho más siendo miembro de una jauría). Sin embargo muchos parecen estar muy entretenidos e incluso sordos ante las órdenes de sus dueños.

Fuente: Guía Complea de Razas Caninas. Derek Hall. Editorial Lisma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s